martes, 28 de noviembre de 2017

Reseña 16 | El día que el océano te mire a los ojos

¡Hola, hola saltamontes! ^^
¿Qué tal lleváis el inició de semana? Mi persona no muy bien, ayer me puse un poco malita en el trabajo y no me pude pasar por aquí a daros amor del bueno con una señora reseña. Sí, hoy vamos a alterar un poco el orden de cómo tenemos estructurado el blog, pero es que hay que hacer esta reseña.
Por cierto, antes de meterme en materia… Quiero daros las gracias a todos los que nos estáis ayudando a crecer en el blog, pues para Octavia como para mi es muy importante. Desde aquí todos nuestro cariño. Y no me olvido de poner en orden la sesión “Seamos seguidores” ¿si? Solo que entre trabajo, novela y el blog, voy un poco justa.

 

Voy a empezar dando gracias a Roca Editorial, por enviarnos el ejemplar de Dulcinea (Paola Calasanz) desde aquí muchísimas gracias por confiar en nosotras para hacer la reseña de este nuevo mundo creado por Dulcinea. Y aunque solemos dar todos los datos en la ficha, os dejamos el link de la ficha técnica dela editorial, pues ahí podréis encontrar sitios de venta o redes sociales donde poder seguir a la autora.

Ahora sí, voy a ponerme un poquito más “técnica” y nos vamos adentrar como siempre, en el mundo de la encuadernación y maquetación.
No puedo ponerle ningún pero a la portada tan maravillosa que Ana Santos, una vez más, ha realizado para este libro cargado de simbolismos con el mar. Sin duda Ana Santos, tiene unas manos mágicas, y ha reflejado de una forma exquisita en una melena pelirroja todo un océano, lleno de amor, brillos y salvajismo. Un diez, desde luego. Por otro lado tenemos la maquetación, muchísimo más sencillo, como siempre digo echo de menos títulos en los capítulos, pero eso es algo muy personal mío. Por lo demás no tengo una queja muy evidente que ponerle al libro, en cuanto a su imagen.

Con la reseña de El día que sueñes con flores salvajes, descubrí el poder y la sencillez mágica que encierra Dulcinea en su interior, y que, nos deja ver cada vez que sus dedos trazan palabras. Su segundo libro no podía ser menos. El día que el océano te mire a los ojos, está escrito de una forma sencilla y emotiva, desde el punto de vista de Aurora, nuestra protagonista, que nos describe de una forma, en ocasiones, desgarradora, sus días, experiencias y cómo afrontar aquello que nos paraliza: El miedo. Dulcinea, tienes esa pluma sutil, encantadora y realmente conmovedora que nos atrapa sin remedio entre las páginas de su libro. He tenido la suerte de leer antes a Dulcinea, que conocerla por otra de sus labores, o incluso por la fotografía; cosa que como muchos saben doy las gracias, pues tuve el placer de no ir con una expectativa de ella, no juzgarla por conocerla de antes… Algo que te sitúa en un bando neutral.

Voy a intentar no desvelar mucho de la trama del libro, algo casi imposible, pero sé que puedo intentarlo.
Aurora es una chica especial, vive en un pequeño pueblo al sur de California, donde además trabaja como profesora de pintura para niños pequeños, en su estudio frente a la playa. Vive su vida de forma tranquila, con su novio desde hace ocho años, Mark, cuando todo cambia de la noche a la mañana, al saber que le quedan pocos meses de vida. La enfermedad que destrozo a su madre, parece que la persigue a ella de igual forma. Y como si esos fuese poco, esa misma noche se entera que su novio, ese chico del que cree estar enamorada, le es infiel.
Con todo este coctel de emociones, Aurora, decide que por todas esas cosas que no le dejo hacer a su madre, y esas otras que ella le prometió; va a vivir esos meses de vida como si cada día del mismo fuese el último. Se plantea miles de locuras, cinco citas con cinco chicos que “podrían a ver sido…”, una lista de cosas que hacer antes de morir, y sin embargo todo quedara reducido a la nada, cuando aparezca Narel el nuevo guardafauna y su pequeña hijita Sam. Dos seres llenos de una magia que inunda a Aurora desde el mismo momento en que entran en sus vidas. Tanto Narel, como Sam, hacen que nuestra chica pelirroja decida superar miedos, concienciarse sobre todas esas cosas que el ser humano le está haciendo a la tierra, así como al océano. En definitiva, la hacen vivir de esa única forma que una persona debería vivir su vida. Completa, llena y amada.

Sobre los personajes debo reconocer, que haciendo un aparte, a los protagonistas: Aurora, Narel y Sam. Mis favoritos sin duda son Esmeralda y John.
Esmeralda, es la vecina de Aurora, una ancianita que hace tiempo que quedo viuda y vive sola. Aficionada a la cerámica, además de hacer unas pasta verdaderamente para chuparse los dedos, es de esas personas que con una mirada, una sonrisa o incluso una palabra sabe capturar tu alma. Quizás yo le haya cogido bastante cariño porque la veo identificada con mi propia abuela, y en definitiva a ella la adoro… Pero Esmeralda, es real, quiero decir, que puedes encontrar personas así en este mundo. John, uno de los mejores amigos de nuestra protagonista, médico de profesión, además de ser gay. Apunto este dato porque trata el tema de la homosexualidad como la cosa más sencilla del mundo, no intenta provocar que adoremos al personaje por ser homosexual, o lo eleva a la quinta potencia, simplemente es un hombre que existe, tiene sentimientos, se equivoca, se emociona y es un amigo incondicional para Aurora. Tal vez por eso me cae tan bien. Porque es normal. Suena duro, pero es así, a John lo veo como cualquier persona que podría ser mi amigo, el tuyo o del cualquiera, sin pretensiones de nada más.


Bajo mi punto de vista, El día que el océano te mire a los ojos, es un libro cargado de enseñanzas. Ya no solo por la parte que “nos educa” sobre como tratar a este planeta un poco mejor, sino por como afrontar la vida, no nos engañemos, ¡aquí estamos de prestado! Y un día nos iremos, no podemos tenerle miedo al futuro, hay que mirarlo a los ojos y ser valientes, apostar por nosotros y vivir la vida como si cada día fuese el último

3 comentarios:

  1. Creo que podría gustarme pero ahora mismo no es de los libros que más me llama así que no creo que lo lea. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marya! ^^
      Es una pena que no lo vayas a leer, porque realmente es precioso y tiene muchísimas enseñanzas de vida. Yo, desde luego, lo recomiendo al cien por cien :D
      Besitos! <3

      Eliminar
  2. Hola!
    Lo tengo pendiente de leer, la portada preciosa y la sinopsis me engancha. Espero leerlo pronto.

    Un beso!

    ResponderEliminar