Reseña 05 | Una Sonata de Verano

by - febrero 04, 2019


¡Hola, saltamontes! ^^
La semana pasada me vi con el tiempo justo y no pude terminar el libro para poder haceros la reseña que se merecía; así que «Una Sonata de Verano» aparece esta semana aunque lo terminé el último día de enero J ¡Qué hablando de meses! ¿Os gustaría que os hiciera una entrada con los libros leídos o un book houl de lo que compre en el mes? Creo que sería divertido, obviamente no me extendería mucho porque suelo reseñar todo los libros que leo, pero al menos lo tendríais todo a golpe de vista :D

― FICHA TECNICA ―
Belén Martínez | Sello Puck | 14’00€ | 352 pág | Juvenil/Realismo mágico
― SINOPSIS ―
 Casio Oliver está obsesionado con Preludio de invierno, la primera obra de Óscar Salvatierra, un escritor ya retirado. Aguablanca, el pueblo donde se desarrolla la historia, lo acoge el último mes de verano entre sus pinos, fantasmas y recuerdos olvidados, mientras él trata de olvidar la pesadilla en la que se ha convertido su vida desde hace unos meses. Lo que no sabe, es que su propia historia ya comenzó hace tiempo con un chico que le ofreció un paraguas bajo la lluvia, una mansión sobre un acantilado, y un libro que esconde magia, muerte y amor entre sus páginas.
En el abismo que separa la magia de la realidad, Casio tendrá que decidir por qué luchar, por qué vivir, para que su propia historia se haga realidad.

― ENCUADERNACIÓN Y MAQUETACIÓN ―
De acuerdo. Tengo que volver a decirlo. ¡Soy autentica fans del sello juvenil de Urano! Sí, Puck últimamente saca unas portadas y unas maquetaciones que sencillamente son mágicas; sin más. Simple. Creo que de un tiempo a esta parte el sello juvenil de la Editorial Urano está consiguiendo muy buenos resultado en cuanto a la calidad de atracción de un libro en estanterías; y como en muchísimas ocasiones he dicho es algo importante para el lector sentirse atraído tanto por la parte exterior de un libro como por su historia.
«Una Sonata de Verano» básicamente cumple todos los requisitos para que un buen lector se fije de inmediato en su portada, tiene unos colores que nos pueden recordar al atardecer o amanecer de esos veranos maravillosos junto al mar, sentados en la playa contemplando el horizonte sin más. A mí me evoca esas tarde de playa con los amigos y sé de lo que hablo pues he pasado demasiadas tardes así.
Su maquetación bien cuidada y llamativa al lector es juvenil pero a la vez tiene unos tintes a una época pasada que le da un aire vintage a la lectura; y creo que Belén Martínez con su historia quería que nos trasportásemos a otro tiempo en ocasiones. Así pues sin lugar a duda, debo dar un merecido sobresaliente a este libro en todos sus aspectos y ya sabréis porque conforme vayáis leyendo la reseña.

— FORMA DE ESCRIBIR —
Lo tengo en las estanterías desde que salió, lo compre junto a «La Maldición del Mar» y los deje bien resguardados en su lugar en mis estantes. ¡No sé porque! Ahora no tengo ni idea porque no lo devoré nada más comprarlo; creo que en parte estaba esperando este momento para saborear su lectura como se merecía.
Fue toda una sorpresa leer a Belén Martínez y su Sonata de Verano. Había sido un libro que pese a ver por alguna que otra cuenta de IG (Instagram) no se habían hecho eco como con otros libros y no entiendo de todo el por qué. Para mi la forma que tiene de escribir la que ha sido el primer premio Puck, es básicamente mágica, si Belén haces magia con tus palabras, atrapas, cautivas y dejas sin aliento al lector; al menos a mi me has dejado vacía después de leer la historia de Casio y Marc.
Suelo presumir (si, presumo de ello) de ser una persona que lee muchísimo, pero que aunque le parezca entrañable, duro, egoísta o emotivo aquello que lee no lloro, no me emociono hasta el punto de las lágrimas. Hace unos meses dije que Alice Kellen me había hecho llorar con la historia de «El chico que dibujaba constelaciones» hoy digo que Belén Martínez, me ha hecho llorar con «Una Sonata de Verano». Ha sido tanta las emociones que he experimentado con este libro, tan reales y en el tema amistad (por otros motivos, por supuesto) me he sentido tan identificada que durante un momento me he puesto en el pellejo de Casio y me desborde. Así. Tan simple como eso. Por ello te doy las gracias, cuando un libro te despierta todos esos sentimientos, sencillamente se agradece, aunque después te deje tan vacía y sin saber qué libro coger de tus estanterías.

— TRAMA Y ARGUMENTO —
Entre las páginas de «Una Sonata de Verano» nos encontramos la historia de Casio Oliver, un chico albino que vive obsesionado con un libro que se escribo hace mucho tiempo «Preludio de Invierno» una novela romántica que transcurre en un pequeño pueblo costero llamado Aguablanca. Tal es su obsesión que consigue convencer a sus padres para pasar el verano entre sus calles y así poder visitar los rincones que ha leído una y mil veces en su libro favorito. ¿Pero qué pasa si ese libro que amas con el corazón estuviese basado en hechos reales? O ¿Te encontrases con la última persona a la que desearías ver en tus vacaciones?
Marc Valls, un chico de alta posición y de apariencia fría e incluso engreída, se topa de casualidad con un asustadizo Casio en las calles de Aguablanca después de que a este último se le haya caído el sombrero de paja que lo protege de los dañinos rayos del sol; y aunque en principio nada parece unir a dos chicos tan diferentes en apariencia Marc poco a poco consigue hacerse un hueco en la vida de Casio; descubriendo esté que ese chico «de la Cruz» mote que le ponen a los chicos con dineros y que van al instituto de enfrente, no es más que otro chico más, quizás incluso más asustado que él.
La historia que envuelve a la familia de Marc, es la misma historia de la que Casio esta enamorado gracias a «Preludio de Invierno»; poco a poco ambos irán descubriendo cosas que no sabían del otro y se irá forjando una relación tan entrañable como sobrecogedora que te dejara con el corazón en un puño.

— PERSONAJES —
Me gustaría decir que seré breve, pero es que hay varios personajes que me encantaría que conocieseis un poco; así que intentare reducir la lista o al menos no hacerlo muy pesado.
Empezaré con Enea, una anciana vecina de Aguablanca, que tras un altercado con su maltrecho jardín le pide a Casio que la ayude a mantener lo mejor posible las flores (las pocas que creces) en buen estado. Será así como poco a poco se forma una amistad singular entre dos personas tan desiguales en prácticamente todo.
Óscar Salvatierra, escritor de «Preludio de Invierno», un anciano que vive en la mansión del acantilado y resulta ser el abuelo de Marc, vive esperando que aquella historia que escribo hace años siga viva en alguna parte, con la esperanza de poder reencontrarse con su Ágata.
Englobo como una misma persona a los padres de Marc, pues ambos me parecen de la misma calaña, fríos, calculadores, desprovisto de sentimientos y dañinos; solo les importa una cosa: su imagen y su posición social. Desprecian a Marc por lo que es y odian a Yago por cómo se comporta; dejando así a sus hijos sin cariño paterno alguno.
Obviamente no puedo dejarme a Yago Valls, para mi el hermano mayor de Marc es básicamente la alegría y la despreocupación personificada. No le importa lo que sus padres pueda llegar a pensar de él y quiere a su hermano tal como es sin importa nada más que el que sea su hermano pequeño.
Casi pondré en la misma balanza a los padres de Casio, ambos son risueños, comprensivos y tienen la bondad de la que carecen los padres de Marc, por eso ni siquiera dudan a la hora de apoyar a su hijo cuando se entera de su condición sexual, algo que les alabo y los empoderan. Para mi son unos padres increíbles y sinónimo de como deberían ser todos.
Y por último, hablare de Blai Salvatierra, el hermano pequeño de Óscar un hombre anciano que es el monstruo que se encierra desde hace muchos años en la mansión de La Buganvilla Negra. Sin duda es el «malo» junto a los padres de Marc de este libro; los villanos, cada cual en su época, pero unidos por la misma razón: las apariencias.
Seguramente me deje a alguien atrás pero quiero reseñar estos en particular porque son los que más presencia han tenido. Obviamente los amigos de Casio, pero de ellos simplemente diré que como en todo grupo de amigos, los hay buenos y los hay malos; y con el tiempo Casio supo en quien confiar.

— OPINIÓN PERSONAL —
«Una Sonata de Verano» básicamente es una obra maestra que todo el mundo debe de leer.
Yo me llevé una sorpresa maravillosa al leer esta novela Young Adult, del genero LGTB, pues jamás había leído nada de éste tipo y sin embargo, ha sido tan mágica la historia que se esconde entre sus páginas que me considero una enamorada de la pareja que hacen Marc y Casio. Así que por favor, dale una oportunidad, no os vais arrepentir.

You May Also Like

1 comentarios

  1. ¡Hola! A mí también me gustó mucho, no fue para nada lo que esperaba. Un besote :)

    ResponderEliminar

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta lectura. ¿Te animas?